Inicio Actualidad Inauguraron el primer laboratorio de cannabis medicinal del país

Inauguraron el primer laboratorio de cannabis medicinal del país

41
0

El Gobierno de Jujuy inauguró esta mañana el primer laboratorio autorizado de cannabis medicinal del país. De la mano de la empresa estatal Cannava S.E., que tendrá su sede en la “Finca El Pongo”, en el sur de esa provincia. Se presentó el primer derivado de cannabis de grado médico de industria nacional de una prueba piloto.

En el acto estuvo presente el gobernador Gerardo Morales, funcionarios de otras provincias y nacionales y representantes de la compañí. La inauguración oficial del laboratorio piloto de producción de ingredientes farmacéuticos activos derivados del cannabis “marca un hito en la producción de los primeros derivados de cannabis de grado médico de industria nacional”.

“Imaginen lo que fue ir a registrar la producción de marihuana a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Vamos a ser grandes productores internacionales de cannabis medicinal”, indicó Gerardo Morales, efusivo. “Probamos la plantación en campo y nos ha quedado muy bien. Hay que encontrar la semilla que se adapte al suelo y clima de cada provincia”, agregó el funcionario. “La Argentina tiene que distinguirse por la calidad para venderle al mundo. Abrimos un camino”, cerró el gobernador.

Ya se venia gestionando…

Dos años atrás, el ministerio de Seguridad de la Nación firmó la habilitación. El centro para elaborar cannabis medicinal en la Argentina, esta ubicado cerca de la localidad de Perico. Además de ocuparse de la producción, allí se realizarán estudios científicos, medicinales y terapéuticos. Jujuy se convirtió en la primera provincia en cultivar legalmente cannabis para uso medicinal, tal como se establece en la Ley 27.350 sancionada en 2017.

El proceso de extracción del material vegetal, de separación de cannabinoides y de producción del ingrediente farmacéutico activo ya fue iniciado en el laboratorio. Los primeros lotes de aceite en producción serán próximamente sometidos a los controles de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat). Los controles durarán entre tres y seis meses. Luego se podrá comenzar el proceso de envío a hospitales públicos y farmacias de la provincia y del país.

Hernán de Arriba Zerpa, director Titular de Cannabis Avatãra Sociedad del Estado (Cannava S.E.), dijo que durante las primeras experiencias se cosecharon unos 300 m² bajo cubierta (unas 500 plantas de cannabis). Luego, en ensayo de campo, otras 1000 plantas más. “Ya contamos con los primeros materiales para procesar y, de paso, ir conociendo y ajustando el método para la extracción”, agregó el encargado del cultivo. Actualmente, hay plantadas bajo cubierta alrededor de 2200 ejemplares de cannabis a lo largo de 900 m².

El empresario estimó que la producción a escala de los derivados del cultivo llegaría para mediados del próximo año. Para ello, se está terminando de construir, dentro la “Finca El Pongo”, un laboratorio especial de 600 m² que acaparará la mayor fabricación de ingredientes farmacéuticos activos. La autorización oficial abarca el total de 35 hectáreas que se completarán en 2021.

El primer laboratorio argentino de cannabis medicinal

La “Finca El Pongo” está situada sobre la ruta Provincial 1, cerca de la localidad jujeña de Perico. Fue acondicionada para la producción y el almacenamiento de la materia prima. Se instalaron nueve invernaderos y dos cámaras de secado.

Las primeras semillas fueron plantadas a comienzos de 2019 para empezar el proceso de germinación. Ese próximo paso constó de la utilización de un invernadero provisto de luz artificial, donde se cuidó la maceta de semilla germinada para su desarrollo.

El clima en la “Finca El Pongo” se presta para el cultivo
Crédito: Cannabis Avatara S.E

La finca tiene más de 11 mil hectáreas. Son terrenos que antes habían sido utilizados para la producción de tabaco, caña de azúcar y otras variedades de la región. La empresa tiene acuerdo comercial con la compañía Green Leaf Farms de Estados Unidos, que es la que aporta todo el capital necesario para llevar adelante el proyecto.

Valeria Salech, presidenta de Mamá Cultiva Argentina, cuestionó el proyecto. “La experiencia de la familia Morales en Jujuy excluye un poco a las organizaciones de la sociedad civil argentina porque hay capitales extranjeros involucrados”, dijo la mujer en diálogo con LA NACIÓN. Agregó, además, que el proceso de extracción de cannabinoides no es el que muchas de las organizaciones aplican.

“Esperamos además que, independientemente de esta mirada corporativa, el Estado continúe acompañando a quienes venimos en lucha por la libertad de la planta que nos trajo calidad de vida, y concentre esfuerzos en implementar rápidamente el registro que va a permitir que dejemos de ir presas y presos por hacer pequeños y medianos cultivos en nuestros hogares”, reclamó Salech.

FUENTE Valeria Musse La Nación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí