Inicio Consultorio 5 insectos que ayudan a controlar plagas

5 insectos que ayudan a controlar plagas

110
0

Existe una serie de insectos que nos pueden dar una mano a mantener el cultivo libre de plagas. Es por ello que jamás se deben matar, si encontramos alguno en nuestras plantas, posiblemente esté cazando. Y en todo caso a quien no le guste tenerlos en las plantas, siempre tiene la opción de alejarlo de buenos modos.

Mariquitas

Es un insecto perteneciente al orden de los coleópteros o comúnmente conocidos como escarabajos. Poseen unos típicos puntos de color negro sobre fondo rojo, amarillo, blanco o naranja, aunque los puntos también pueden ser blancos o rojos sobre fondo de otro color, siempre muy visibles. Existen aproximadamente unas 6000 especies de mariquitas. En general, todas ellas se alimentan de pulgones, cochinilla, larvas de mosca y muchas otras plagas de la agricultura. De hecho su uso en el control de plagas se remonta a unos 2000 años atrás. Unas pocas como la común mariquita amarilla o de veintidós puntos, se alimentan de hongos como mildiu, oídio…

Sus llamativos colores son un arma disuasoria para sus depredadores naturales como lagartos, pájaros o arañas. Algunas de hecho segregan una sustancia tóxica si se ven amenazadas por éstos. Una sola hembra puede tener más de un millón de crías a lo largo de su vida. Y una mariquita desde su fase larvárea hasta su muerte si se produce de manera natural, puede llegar a comer más de mil insectos en un solo verano. Si encuentras alguna mariquita, tomala con cuidado y dejala en alguna de tus plantas. Si tiene alimento, puede permanecer hasta terminarlo.

Arañas

Todas las arañas son depredadoras y solitarias. La araña roja, una de las peores plagas a las que puede hacer frente un cultivador de cannabis, es en realidad un ácaro, así que nada que ver una con otra.

Un macho de J. remus sacude su remo, un extraño apéndice con forma de corazón que usa para atraer a las hembras.

Las arañas no representan ningún peligro para las plantas, sea cual sea su tamaño o color. Verdes, blancas, rojas, amarillas y negras, negras, marrones… unas harán telarañas para capturar a sus presas, otras acechan y las cazan in fraganti. Pero todas ellas inofensivas. Como mucho pueden llegar a estropear alguna hoja haciendo su guarida, pero nada grave a cambio de los cientos de insectos malignos que se puede llegar a comer.

Crisopas

Son unos pequeños insectos alados del orden neuroptera que rara vez superan los 2cm de longitud. Su cuerpo es de color verde pálido, sus ojos son dorados o amarillo cobrizo, y sus alas transparentes están marcadas por una venación. La mayoría de especies son de hábitos nocturnos, con muy pocas diurnas. Las crisopas habitan zonas de gran vegetación y agrícolas. Las hembras realizan puestas de huevos sobre los troncos de los árboles o sobre hojas. Cada huevo posee un pedúnculo o largo filamento por medio del cual queda adherido y que los protege de depredadores.

La mayoría de especies adultas se alimentan de secreciones, con tan sólo una minoría que son depredadores. Pero para las plagas, las realmente peligrosas son sus larvas. Éstas se alimentan con gran voracidad de prácticamente cualquier insecto considerado plaga, como pulgón, ácaros, larvas de mariposas… Es un insecto muy común, también en ciudades. Pero resulta complicado convencerlas para que realicen sus puestas de huevos en nuestras plantas. Si lo hacen, las larvas en muy pocos días pueden terminar con la peor de las plagas, especialmente de pulgón.

Avispas

No es uno de los insectos que a cualquiera le guste tener cerca, pero lo cierto es que muchas de las especies de avispas más comunes son de gran ayuda en la agricultura. Algunas son depredadoras de insectos como el pulgón, ácaros y hasta orugas.

Otras en cambio son parasitoides, es decir que la hembra de avispa deposita cada huevo en el interior de un insecto como pueden ser pulgón u oruga. En algunos casos el insecto queda paralizado. En otros, continúa alimentándose con el huevo en su interior. En cualquiera de los casos, cuando eclosiona el huevo, la larva de avispa mata y se come al insecto parasitado.

Mantis religiosa

Es un insecto de un tamaño generalmente entre 6 y 8 cm, un tórax largo, antenas delgadas y dos grandes ojos compuestos y tres ojos simples pequeños entre ellos. Sus patas delanteras las mantiene recogidas frente a la cabeza y cuentan con espinas con la que atrapar a sus presas. Su color puede variar del verde al pardo con diferentes matices dependiendo de dónde ha realizado su última muda. Por ejemplo pardo si se trata de paja seca, o verde si fue en hierba fresca.

Es un insecto depredador nato. Permanece inmóvil acechando a su presa. Su cabeza puede girar 180º, lo que le permite tener una visión periférica sin moverse. En su dieta entran desde orugas, hasta saltamontes o mariposas. En la cultura popular a cultura se considera equivocadamente a la mantis religiosa como un insecto peligroso y venenoso. Pero es totalmente inofensiva y beneficiosa. En ocasiones alguna se establece en una planta de cannabis y permanece en ella durante meses.

Fuente La Marihuana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí