Inicio Cultivo Qué hacemos con las hojas de marihuana

Qué hacemos con las hojas de marihuana

188
0

El cogollo de marihuana no es la única parte de la planta que tiene THC; también se puede extraer de las hojas. No es tan potente, pero este importante elemento de la planta tiene muchas utilidades y no deberías deshacerte de ella!

Si eres como la mayoría de la gente, no querrás tirar ninguna parte de la planta. Pero, aparte del cogollo, ¿se puede utilizar algo más?

La respuesta es sí. Se puede extraer THC de recortes de todo tipo, y esto incluye los tallos y las hojas. De hecho, hay mucha gente que consume “otras” partes de la planta. Y es que este material es valioso y no se debería tirar a la basura.

Las hojas, en particular, son una buena fuente adicional de THC, que no estará tan concentrado como en el cogollo, pero ¿por qué desperdiciarlo? Acá dejamos 5 formas más de aprovechar las hojas.

Vaporizar las hojas

Lo creas o no, las hojas se pueden vapear. No tienen tanta concentración de THC como el cogollo, pero mucha gente con poco presupuesto estira su producto a base de hojas. Podes utilizar las hojas crudas (trozarlas primero) o preparar un e-líquido de cannabis con ellas.

Licuado de hojas

Los licuados de marihuana son una interesante forma de ingerir cannabis, gracias a sus ingredientes saludables, pero también tiene que ver con cómo éstos interactúan con los cannabinoides. Esto es lo que se conoce como el Efecto Séquito, cuya teoría afirma que el efecto de los cannabinoides se puede potenciar con otros compuestos de la hierba, como los terpenos, que son los aceites esenciales de la planta. Dicho esto, esta investigación no se detiene aquí; otras plantas también contienen terpenos. Es posible que las frutas con vitamina C combinen especialmente bien con ciertos canabinoides.

Hay un sinfín de recetas de licuados que podes adaptar a tus gustos y necesidades. Y lo mejor es que es un uso perfecto para tus hojas “extras” de marihuana. Combínalas con tu receta de licuado favorita, y si añadís semillas o leche de cáñamo, aún mejor.

Hay que señalar que, en su forma cruda y sin calentar, el cannabis contiene THCa, no THC, que no tiene un efecto psicoactivo, pero tiene muchos beneficios propios.

Hacer aceite

El THC es soluble en aceite, lo que significa que se puede extraer utilizando cualquier sustancia que tenga grasa. Muchas personas han superado su obsesión con la mantequilla. El aceite de oliva infusionado con cannabis es un estupendo sustituto y una grasa mucho más saludable. El aceite de oliva podría ser el solvente con base grasa más eficaz para la extracción de cannabis.

Una vez que tengas el aceite listo, podrás empezar a experimentar.

El aceite de oliva también podría funcionar junto a los terpenos y flavonoides potenciando los efectos de ambos. La utilización de las hojas en comestibles podría tener un efecto mucho más positivo de lo que imaginas.

Usarlas como papel para armar

Aunque esto requiere de cierta práctica, se puede hacer. Existen diversas técnicas. Algunas personas aconsejan usar las hojas frescas y dejar que el canuto preparado se “cure”, como con un puro. Otras recomiendan secarlas en plano antes de armar los cogollos con ellas. Este tipo de canuto es lo que se conoce como “blunt” en EE.UU.; estas hojas de tabaco pre-armadas son bastante comunes en todo el país.

Píldoras de THC

Aunque los cogollos proporcionan extracciones más fuertes, es importante no malgastar lo bueno. La forma más fácil de hacer píldoras de THC es preparar primero aceite de cannabis y llenarlas con él. Es muy sencillo, pero requiere de un poco de preparación de antemano.

Una de las mejores formas de asegurarte el acceso a la medicación que necesitas. Es discreto, no produce olores una vez que se ha sellado el aceite en las cápsulas, y permite una sencilla dosificación.

Fuente: Zamnesia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí