Inicio Cultivo ¿Por qué es tan importante descarboxilar la marihuana?

¿Por qué es tan importante descarboxilar la marihuana?

926
1

La descarboxilación puede sonar complicada pero lo más probable es que ya la hayas probado. Simplificando, consiste en calentar tu marihuana y es la única manera de aprovechar al máximo tus comestibles.

Descarboxilación ¿Qué es?

El THCA (ácido tetrahidrocannabinólico) es el precursor ácido del THC. Esto significa que, sin el THCA, el THC no existiría. En su estado natural, el THCA no provoca los efectos psicológicos por los que es tan apreciado el THC. Pero, mediante el proceso de descarboxilación (la aplicación de calor), se elimina un grupo carboxilo (la “A”) y el THCA crudo se convierte en THC utilizable.

Sin embargo, el THCA parece tener sus utilidades. La teoría dice que, en la naturaleza, el THCA actúa como un disuasorio ácido contra amenazas, como plagas y depredadores. Además, las investigaciones preliminares sugieren que el THCA podría incluso ofrecer ventajas terapéuticas, incluyendo efectos antiinflamatorios y neuroprotectores. Las investigaciones sugieren que, si se aprovecha correctamente, el THCA podría mostrar muchas de las ventajas terapéuticas del THC, pero sin provocar un efecto psicoactivo.

Cómo descarboxilar el cannabis

Al fumar y vaporizar, la descarboxilación se produce naturalmente como resultado de las inhalaciones. Aunque es un proceso mucho menos refinado que los métodos descritos a continuación, encender la hierba con una llama descarboxila los cannabinoides y terpenos al instante, permitiéndote absorber y beneficiarte de los efectos rápidamente. Sin embargo, se sabe que el calor excesivo producido por este método “mata” algunas de estas moléculas volátiles. La vaporización es un proceso un poco más controlado; los vaporizadores se calientan para activar el THC y otros cannabinoides y terpenos en su punto exacto de ebullición, lo que permite una dosis casi completa de cada compuesto.

Método en el horno

El método más habitual para descarboxilar cannabis, especialmente cuando se preparan comestibles, es simplemente “hornearlo” durante un rato. Para ello, hay que seguir algunos pasos:

  1. Picar la marihuana hasta obtener trozos lo suficientemente homogéneos para poder extenderlos de manera uniforme sobre una superficie.
  2. Cubrir una bandeja con papel de horno.
  3. Poner el cannabis molido sobre el papel para hornear, extendiéndolo uniformemente.
  4. Precalentar el horno a 115ºC y meter la bandeja dentro durante 45 minutos aproximadamente, removiendo el cannabis cuando haya pasado la mitad del tiempo.

Durante este proceso, es importante tener en cuenta la temperatura del horno. Cocinar tus cogollos a una temperatura más elevada podría parecer un proceso mucho más rápido; pero lo más probable es que esto solo degradase los cannabinoides y terpenos, dejándolos posiblemente inutilizables. Cocinar la hierba a una temperatura más baja, durante un mayor período de tiempo, suele considerarse el método más seguro y efectivo para descarboxilar el cannabis.

Aunque este es el método más utilizado (y muchos dirían que el más fácil), existen otras formas de descarboxilar la marihuana.

Método en el microondas

Si no dispones de 45 minutos para tener la hierba en el horno, este método es perfecto. Además de ser un poco más práctico, puedes usar tu propio microondas para descarboxilar tu marihuana en unos pocos minutos. Aquí tienes cómo:

  1. Al igual que con los métodos anteriores, moler la hierba hasta conseguir una consistencia media. Colocar en un recipiente o bandeja aptos para microondas.
  2. Poner el microondas a máxima potencia durante unos 90 segundos.
  3. Sacar la hierba y olerla. Tiene que tener un olor fuerte, pero no a quemado. Si aún no está lista, remover y meter otra vez en el microondas durante otros 60-90 segundos.

Trabajar la marihuana en el microondas es un poco más complicado que con el horno, ya que no tienes ningún control sobre la temperatura. Además, los microondas varían mucho, así que tendrás que hacer las cosas a ojo, dependiendo del funcionamiento y del modelo que tengas en casa.

Si te preocupa quemar la hierba con este método, prueba poniendo el microondas a una potencia más baja y deja la hierba dentro durante más tiempo. Vigila siempre la marihuana para asegurarte de que no se esté quemando, y utiliza la nariz para saber si se ha descarboxilado correctamente.

Sea cual sea la forma que elijas para descarboxilar tu hierba, recordá: temperatura baja y despacio. Si utilizas temperaturas altas para calentar más rápido la hierba, corres el riesgo de quemar tanto los cannabinoides como los terpenos, lo que arruinaría la potencia y el aroma de tu marihuana. Quédate en temperaturas más bajas y tómate tu tiempo, y terminarás con una hierba perfectamente activada y lista para utilizar en cualquiera de tus recetas favoritas.

Método al vacío

Este método es posiblemente nuestro segundo método favorito para descarboxilar marihuana después del método del horno. Como el agua hierve a 100℃, es literalmente imposible quemar la hierba con este método. Además, como vas a usar un termómetro, también vas a tener un control muy preciso sobre la temperatura para asegurarte de que activas todos los cannabinoides de tus cogollos.

Aquí tienes cómo descarboxilar tu hierba con el método sous-vide:

  1. Picar los cogollos hasta conseguir una consistencia media, colocarlos en una bolsa hermética y sellarla al vacío.
  2. Si tenes una máquina de cocción al vacío, configúrala para cocinar a 95℃. Colocar la bolsa en la máquina y cocinar durante aproximadamente 1 hora. Si no tenes una máquina de cocción al vacío, llenar una cacerola con agua y ponla a hervir a fuego alto.
  3. Cuando hierva, bajar el fuego y utilizar un termómetro para mantener la temperatura del agua a 95-100℃.
  4. Colocar la bolsa de hierba sellada al vacío en el agua y cocina durante aproximadamente 60 minutos.

Cuando se usa el sous-vide, la paciencia es la clave. Con este método se tarda mucho más tiempo que con los otros de la lista, pero los resultados son realmente buenos.

Método natural

Vale la pena mencionar que la marihuana, por sí sola, se descarboxila naturalmente con el tiempo. La exposición del cannabis a los elementos es suficiente para convertir gradualmente el THCA en THC y el THC en el cannabinoide CBN. Pero este proceso es increíblemente largo, por lo que muy probablemente necesitarás calor para que se produzca la descarboxilación. Sea cual sea el método escogido, la descarboxilación es esencial para “desbloquear” el poder psicotrópico de nuestro querido THC.

Fuente: Royal Queen Seeds

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí