Inicio Cocina cannabica Cómo hacer té de CBD y de cannabis

Cómo hacer té de CBD y de cannabis

191
0

El té de cannabis y el té de CBD son dos excelentes formas de disfrutar de los efectos de los cannabinoides junto a la sensación refrescante y reconfortante de una bebida caliente.

Tomar té de cannabis proporciona un efecto parecido al de los comestibles en el sentido de que aparece más tarde y dura más. Esto se debe a que el cuerpo utiliza una ruta metabólica diferente para procesar los cannabinoides consumidos por vía oral. En contraposición, el té de CBD induce un efecto relajante y lúcido. La ausencia de efecto psicoactivo lo convierte en una estupenda forma de relajarse durante el día.

¿ES BUENO EL TÉ DE CBD?

Una taza de té de CBD proporciona numerosos beneficios. Este cannabinoide ayuda a que la mente se suma en un estado de relajación. El té de CBD hará que te sientas más centrado/a a lo largo del día, y alivia la tensión que soportan los músculos y los tendones. El CBD también se une a los receptores de serotonina, y se ha demostrado que aumenta la cantidad de la “molécula de la felicidad”, anandamida, en las sinapsis.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE EL TÉ DE CANNABIS?

El té de marihuana proporciona una experiencia recreativa amena y de efecto fuerte. Los altos niveles de THC inducen un efecto potente y duradero. Las variedades sativa suelen contener terpenos que producen efectos eufóricos y cerebrales, mientras que las índica a menudo fomentan la relajación. El propio THC también tiene efectos calmantes y ayuda a mejorar el ánimo, estimula el apetito, y promueve un sueño reparador.

¿QUÉ SE NECESITA PARA PREPARAR TÉ DE CANNABIS Y CBD?

Preparar té de cannabis y de CBD es muy fácil, pero hay ciertos consejos y técnicas que deben emplearse para garantizar el éxito.

Antes de comenzar con el proceso, necesitarás los siguientes utensilios e ingredientes para cada receta. Ambas se pueden ampliar o reducir para que induzcan unos efectos más o menos pronunciados, o para hacer suficiente para varias personas.

Ingredientes

  • 1 gramo de marihuana triturada.
  • 1 litro de agua.
  • 1 cucharadita de leche en polvo o aceite de coco.
  • Recipiente con tapa
  • Infusor o colador para filtrar las flores de cannabis
  • Recipiente para almacenar el té

Té de CBD

Seguir la misma técnica del té de cannabis, pero sustituye los cogollos ricos en THC por una variedad de CBD o aceite de CBD de espectro completo de calidad.

PREPARACIÓN DEL TÉ DE CANNABIS

Ahora que tenes todo lo necesario, ya podes empezar a preparar tu té.

  1. Poner un litro de agua a hervir.
  2. Triturar los cogollos y poner el material en el infusor.
  3. Colocar el infusor en el agua y bajar el fuego.
  4. Dejar cocer el té a fuego lento durante 20 minutos para que el THCA se convierta en THC por medio de la descarboxilación (exposición al calor).
  5. Retira el infusor y echa la bebida en el recipiente de almacenamiento.
  6. Deja el té en la nevera para consumir más delante.
  7. Cada vez que te apetezca una taza de té, calienta el líquido. Pon una cucharadita de aceite de coco o leche en polvo en una taza, y añade el té. La fuente de grasa potenciará la biodisponibilidad del THC.

PREPARACIÓN DEL TÉ DE CBD

Hacer té de CBD no podría ser más fácil. ¡Seguí los siguientes pasos y disfrútalo!

1. Si vas a usar cogollos con CBD, tritúralos hasta que tengan una consistencia fina y ponelos en el infusor de té.
2. Poner 1 litro de agua a hervir y después bajar el fuego.
3. Introducir el infusor en una cazuela y dejar que cueza durante 20 minutos para que el CBDA se convierta en CBD.
4. Retirar el infusor y echar el contenido de la cazuela en el recipiente.
5. Cuando te apetezca una taza de té, poné una fuente de grasa, como aceite de coco, en la taza, y vierte en ella el líquido con CBD caliente. Utiliza un batidor para mezclar bien. Estas grasas saludables potenciarán la absorción del CBD.
6. Si vas a usar aceite de CBD, mezcla el aceite de coco y el agua caliente en una taza. Espera a que se enfríe un poco, añade tres gotas de aceite de CBD y volvé a mezclar.

ALMACENAMIENTO Y CONSUMO

Ambos tés se conservan durante bastante tiempo en la heladera, pero para obtener la mejor experiencia, deberás tomarlos en un plazo de cinco días. También podes congelarlos en forma de cubitos de hielo para aumentar el periodo de conservación.

Cuando lo saques de la heladera, tendrás que recalentar el té antes de consumirlo, y aquí es donde puedes usar tu creatividad. Añade miel u otro tipo de edulcorante para mejorar su sabor.

También podes aprovechar esta oportunidad para añadir otras hierbas que creas que le van bien a la mezcla. Una pizca de menta o té verde son una buena elección. Ah, y no te olvides de la fuente de grasa.

Fuente Canna Connection

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí