Inicio Avances Cientificos ¿QUÉ ES EL CANNABIGEROL (CBG)?

¿QUÉ ES EL CANNABIGEROL (CBG)?

492
0

El cannabis está en boca de todos, pero todavía se están descubriendo las propiedades de algunos de sus compuestos activos principales. Muchos entienden la diferencia entre el cannabidiol (CBD) y el THC: uno es psicoactivo y el otro no. Pero pocos están familiarizados con el cannabigerol (CBG), un cannabinoide minoritario y también no psicoactivo que tiene algunos beneficios sorprendentes para la salud.

Aunque el CBG y el CBD proceden de la misma planta, sus estructuras químicas difieren y también su concentración dentro de la planta. El CBG es un cannabinoide no ácido que se produce cuando la molécula CBGA (ácido cannabigerólico) interactúa con el calor. Esta molécula se conoce como la ‘célula madre’ de los cannabinoides, porque es el precursor químico del THCA y CBDA, desempeñando un papel fundamental en la bioquímica de la planta de cannabis.

Durante el ciclo de floración, el ácido cannabigerólico (CBGA) puede convertirse mediante la acción de las enzimas en ácido tetrahidrocannabinólico (THCA), el precursor del THC, y en ácido cannabidiólico (CBDA), el precursor del CBD. Una vez que se completa esta fase, la planta solo contiene trazas de CBGA, que se pueden descarboxilar en CBG. De ahí que su concentración se reduzca a menos del 0,5 %, ya que solo es una estación de paso hacia otros cannabinoides.

Pero a pesar de ser un cannabinoide tan minoritario en porcentaje, actualmente el CBG se está investigando para descubrir cómo interactúa con el cuerpo humano. Y de hecho muchos estudios demuestran que puede tener muchos beneficios sorprendentes.

¿Qué propiedades tiene el CBG?

El CBG interactúa con los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide del cuerpo humano, potencialmente inhibiendo los efectos psicoactivos del THC. El CBG también ha demostrado una gran capacidad para aumentar la anandamida, comúnmente conocida como la “molécula de la felicidad”, un cannabinoide endógeno que ayuda a regular una amplia gama de funciones corporales, que incluyen el apetito, el sueño, el estado de ánimo o el sistema inmunológico.

Estas son algunas de las principales virtudes del CBG:

Propiedades antioxidantes

Los investigadores afirman que las cualidades antioxidantes del CBG pueden usarse para tratar enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de Huntington, el párkinson o el alzhéimer.

Reducción de la presión intraocular

Esta es una propiedad particular que ofrece el CBG y que no podemos ver en el CBD, por lo que es ideal para pacientes con glaucoma.

Reducción de la inflamación

En un estudio de 2007, los investigadores descubrieron que el CBG, junto con otros cannabinoides, tienen el potencial de tratar la inflamación causada por la psoriasis, una afección crónica de la piel causada por un sistema inmunitario hiperactivo.

Inhibidor del crecimiento tumoral

Varios estudios también han encontrado que CBG podría inhibir el crecimiento de células cancerígenas y, como descubrió un estudio de 2016 en ratas de laboratorio, podría actuar como un estimulante del apetito, lo que podría traducirse en un tratamiento efectivo para pacientes de quimioterapia.

Agente antibacteriano

Algunas investigaciones muestran que el cannabis y el CBG pueden ser aún más efectivos contra las bacterias que los antibióticos. Los investigadores encontraron que el CBG podría ser un tratamiento potencial para el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, un tipo de infección por estafilococos que es muy resistente a ciertos antibióticos.

¿Es el CBG el nuevo CBD?

En cuanto a si el CBG alguna vez alcanzará la popularidad del CBD o THC, uno de los factores determinantes es su precio. Dado que se encuentra en muy pequeñas cantidades en la planta de cannabis, los procesos de extracción son poco eficientes y actualmente en EE.UU. el CBG cuesta más de 20.000 dólares el kilogramo, mientras que la misma cantidad de CBD tiene un precio de alrededor de 3.600 dólares, lo que hace que CBG sea de cinco a seis veces más caro.

Otro elemento disuasorio que evita que los productores se centren en el CBG es que las plantas deben cortarse temprano para evitar la transformación del CBGA y maximizar la cantidad cosechable de este cannabinoide. Con la alta demanda del CBD y el THC, la mayoría de los cultivadores no están dispuestos a cosechar sus plantas tan pronto y renunciar a otros cannabinoides a favor del CBG. Pero eso bien podría cambiar a medida que aumenta el interés por él.

También algunos bancos de semillas y empresas dedicadas a la genética botánica están empezando a descubrir cómo hibridar plantas para que puedan producir un mayor porcentaje de CBG. Gracias a desarrollos de este tipo de genéticas, el CBG se podría obtener de forma industrial, abriendo la puerta a la producción a gran escala de manera legal, así como propiciar más investigaciones para evaluar sus propiedades medicinales.

En general, el CBG no solo aporta una gran cantidad de beneficios terapéuticos, sino que también puede tener un impacto positivo en la vida de las personas que buscan un cannabis más sotenible, al reducir los efectos secundarios propios del THC de la misma manera que lo hace el CBD. Así que a medida que se realizan más estudios sobre este cannabinoide minoritario, los consumidores deben esperar encontrar más productos con CBG en el mercado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí