Inicio Cultivo Skunk, Haze y Kush: los orígenes de la marihuana actual

Skunk, Haze y Kush: los orígenes de la marihuana actual

1293
0

Skunk, Haze y Kush cambiaron la forma en que la gente cultiva y disfruta de la marihuana en todo el mundo. En este artículo analizamos cada una de estas variedades con más detalle, comentando sus orígenes, procedencia, efectos característicos y mucho más.

Tanto si eres nuevo en esto de la marihuana como si ya estás curtido en mil batallas, lo más probable es que hayas escuchado hablar de Skunk, Haze y Kush. Estos son los nombres de tres cepas emblemáticas, que han sido los cimientos de las genéticas presentes en el cannabis que conocemos hoy en día.

Cuando llegaron al mercado, estas tres variedades cambiaron la forma en que la gente cultivaba y disfrutaba la marihuana en todo el mundo. Cada planta producía rendimientos excepcionales, florecía en cualquier tipo de condiciones y los cogollos resultantes ofrecían efectos increíbles a sus fumadores.

Ahora se utilizan para desarrollar nuevas cepas, cada una con sus efectos y características de crecimiento particulares, mientras los sibaritas de la marihuana siguen disfrutando de ellas en todo el planeta.

En este artículo vamos a explorar cada una de esas variedades en cierto grado de detalle. Analizaremos sus orígenes, ascendencia, efectos concretos y mucho más.

SKUNK

La primera piedra angular de la marihuana en nuestra lista es la Skunk.

Esta variedad icónica llegó al mercado por primera vez en los años 70, y desde entonces ha dado vida a muchas otras cepas conocidas por todos los aficionados al cannabis.

La Skunk #1 original fue creada por primera vez por Sacred Seed Co., un grupo de cultivadores de marihuana de California, Estados Unidos, liderados por el famoso David Watson, más conocido por Sam “el Skunkman”. Este colectivo utilizó aparentemente una variedad afgana, Acapulco Gold, y la Colombian Gold para dar lugar a la cepa que tantos conocemos y apreciamos hoy en día.

La variedad que habían creado era revolucionaria. Producía cosechas abundantes en breves períodos de tiempo y podía tolerar diversos climas, permitiendo cultivarla en interior, exterior o invernaderos.

La planta desarrollaba cogollos densos y súper resinosos, con muy pocas hojas y un olor intenso. Al fumarla, la Skunk #1 producía efectos únicos, caracterizados por ser muy potente cerebralmente y lleno de energía que era difícil de encontrar en otras variedades disponibles en aquella época.

Tras salir de la cárcel en 1982, por lo visto, Sam se llevó los primeros ejemplares de Skunk #1 a Holanda, donde vendió una pequeña cantidad de semillas de esta potente e innovadora variedad bajo la marca Cultivator’s Choice.

De ahí en adelante, esta cepa fue utilizada por cultivadores y criadores de cannabis de todo el mundo para crear nuevas híbridas. 

SKUNK XL – Royal Queen Seeds

HAZE

La Haze es otra cepa de renombre que se dio a conocer en la década de los 70. A veces se le conoce como Original Haze o Neville’s Haze.

Esta variedad fue concebida por los hermanos Haze, dos cultivadores de marihuana del norte de California, que se especializaron en desarrollar y manipular sativas potentes. Se dedicaban a experimentar con una serie de variedades distintas de cannabis, como Acapulco Gold, Columbian Gold y otras cepas autóctonas de la India y Tailandia.

Según diversas fuentes de internet, la Haze que conocemos hoy en día, no tuvo demasiado éxito al principio, principalmente por su largo período de floración. Puede tardar hasta 16 semanas en alcanzar la madurez y requiere de muchos cuidados y atenciones profesionales para prosperar.

De acuerdo con NevillesHaze.com, esta cepa casi se extingue a principios de los 80, ya que los cultivadores buscaban variedades más fáciles de trabajar.

Afortunadamente, una pequeña muestra de semillas de Haze acabó llegando a Holanda, donde luego se vendieron a través de The Seed Bank. Sin embargo, circulan multitud de teorías por internet acerca de estos acontecimientos y ninguna ha sido verificada por una fuente fiable.

La mayoría de las versiones coinciden en que las semillas acabaron en manos de Neville Schoenmakers, quien conservó la especie y empezó a cruzarla.

Una teoría defiende que los hermanos Haze viajaron a Holanda a principios de los 80, antes de retirarse. Otras hablan de que los hermanos eran amigos o conocidos de Sam el Skunkman, que llevó las semillas a Holanda junto con sus Skunk tras salir de la cárcel en 1982.

Independientemente de cómo consiguiera Neville hacerse con las semillas, ahora se le considera el padre de la Haze original que adoran los amantes de las sativa de todo el mundo. La Haze que llegó originariamente a Holanda todavía se disfruta en todas partes hoy en día y desde entonces ha dado lugar a muchas otras híbridas.

Lemon Shining Silver – Royal Queen Seeds

KUSH

Por último, la otra piedra angular de las cepas de cannabis, la Kush. Sin embargo, a diferencia de las otras cepas que hemos analizado, la denominación Kush no se refiere a un único tipo concreto de cannabis.

En realidad, la palabra Kush se utiliza para referirse a un subgrupo de cepas índica. Estas variedades tienen su origen en plantas nativas y autóctonas de Afganistán, Pakistán y la India.

Muchas de estas cepas crecen en altitudes elevadas a lo largo de la cordillera Hindu Kush, que es de donde reciben su nombre.

Muchas de las variedades de marihuana Kush se importaron a Estados Unidos en los 70, donde se conservaron y cruzaron con otras variedades para crear nuevas híbridas. Algunas de las cepas procedentes de las Kush más famosas son la OG Kush o la Bubba Kush, entre otras.

OG Kush – Royal Queen Seeds

Fuente: Royal Queen Seeds

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí